Modelo HD Cagiva de 1979

Historia de las motocicletas Cagiva

Origen del fabricante italiano, modelos desarrollados, adquisición y venta de compañías, compra de Cagiva por Harley-Davidson, y subsecuente recuperación de la firma por la familia fundadora.

La compañía italiana Cagiva fue fundada en 1950 por Giovanni Castiglion, al principio se dedicaba a la producción de piezas metálicas. Recién en 1978 decidió incursionar en el negocio de las motocicletas al fundar su propia escudería Cagiva y desarrollar sus primeras motocicletas.

Marco Lucchinelli participando en una competencia para la escudería Cagiva en 1978
Marco Lucchinelli participando en una competencia para la escudería Cagiva en 1978

En octubre del mismo año Cagiva adquirió la fábrica Schiranna en Italia que pertenecía a Harley-Davidson y comenzó a hacer motocicletas en masa.

Un año después ya contaba más de 150 empleados y una producción anual de 40.000 motos. Su gama incluía ocho modelos de motores de dos tiempos, de 125cc a 350cc que eran vendidos bajo la marca HD Cagiva.

Modelo HD Cagiva de 1979
Modelo HD Cagiva de 1979

Para la década de 1980 la marca comenzó a fabricar motos de cross. En el año 1981 MV Agusta fue comprada por Cagiva. En 1983 Cagiva firmó un acuerdo exclusivo con el fabricante italiano Ducati para negociar algunos motores de cuatro tiempos. De esta manera pasaron de los 350cc a los motores de 1000cc.

Durante 1985 a 1987 Cagiva decide comprar a sus competidores Ducati, Moto Morini, y Husqvarna, dejándoles producir bajo sus respectivos nombres. En 1986 se formó otra compañía, llamada Cagiva Commerciale S.p.A. cuyo principal objetivo era la venta de motocicletas Cagiva, Ducati, Husqvarna, y Moto Morini.

Entre los años 1989 y 1995 la firma desarrolla los modelos Mito I del 89, Mito II del 93, y Mito III, también conocida como Evo del 95.

Cagiva Mito III o Evo del 95
Cagiva Mito III o Evo del 95

En 1996 la firma estaba en problemas económicos y tuvo que vender a la firma Ducati y Moto Morini al Texas Pacific Group. Tres años más tarde abrió una nueva fábrica en Cassinetta di Biandronno. A partir de ese año MV Agusta se convirtió en la marca principal, mientras que Cagiva y Husqvarna pasaron a ser fabricantes secundarios.

Para el año 2001 sale al mercado el modelo Mito Evo II. En el 2008 el fabricante Harley Davidson compró MV Agusta Motor y Cagiva por 70 millones de euros. Dos años más tarde Harley vende las dos compañías a la familia Castiglioni. Actualmente Cagiva sigue siendo parte de MV Agusta.

Cagiva Mito Evo II del 2001
Cagiva Mito Evo II del 2001

Enlaces a sitios web relacionados con información complementaria.

Espero que esta entrada le haya sido de utilidad. Si encuentra algún dato relevante a este tema que no se encuentre aquí, por favor comuníquemelo en la casilla de comentarios.



Espero que haya disfrutado del contenido. Gracias por su visita, vuelva pronto. Revise la barra lateral y la superior para visitar otros temas que le puedan ser de utilidad.

Por Anibal Zorrilla

Déjeme un comentario con su opinión o duda que va ser tomada muy en cuenta. También puede agregar este sitio de motos en sus Favoritos para poder visitarlo en otra oportunidad.

3 pensamientos en “Historia de las motocicletas Cagiva”

  1. Estoy por adquirir una moto cagiva roadster 521, 1997,queria saber la familia Castiglioni aún continúa con la marca, fue parte de Harley Davidson y me comentan que tuvo algo que ver con Ferrari.

  2. buenos dias tengo una moto cagiva w 12 necesito que ustedes me informen donde puedo encontrar repuestos, como el cdi el motor de arranque el bendix le agradezco cualquier informacion-

  3. Hola! estoy interesado en comprar una pieza que he perdido de la moto, es una Gas-gas con motor Cagiva 125 enducross de 1989 en perfecto estado.
    La pieza es la válvula de escape que está en la salida de escape del cilindro y va con un sistema de varillas para abertura o cierre de la válvula, si la pudiera reponer o acoplar otra similar me daría por satisfecho.
    Gracias de antemano y en espera de vuestra respuesta.
    Atentamente Juan Ramón Morón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *